niños

Convertirse en araña

La Luna se cayó del cielo a la Tierra y se convirtió en una araña. En realidad, mi puño cerrado jugaba a ser la Luna, arriba en el cielo de mi brazo estirado. Iván, mi hijo de tres años, quiso que se cayera a la Tierra (la encimera de la mesa) y decidió que en ese momento se convertía en una araña. Iván sabe muy bien que la mano de papá encima de la mesa muchas veces cobra vida propia, utiliza los dedos a modo de patas locomotoras y se desplaza como una araña hasta alcanzar su cuerpecito y atacar inyectando una buena dosis… ¡de cosquillas! Claro, este tipo de arañas-mano no tienen veneno.

¿Cómo se traduce este juego en un cuento?

Los elementos iniciales son dos: la Luna (puño de papá en lo alto) y la araña (mano de papá en la encimera). Pero el niño de tres años nos ha dado también la clave del conflicto que mueve el cuento: la Luna se cae a la Tierra y se convierte en araña.

El caldo de cultivo ya está preparado y servido. Ahora el escritor debe lanzar unas cuantas cargas eléctricas de ficción para que el cuento cobre vida. En este contexto, lanzar cargas eléctricas equivale a lanzar preguntas y aplicar la lógica de los cuentos infantiles.

El laberinto

Portada de "El laberinto"

 

Una de las novedades literarias que he tenido en 2015 ha sido conocer la asociación de librojuegos y ficción interactiva Dédalo. Me hice socio, claro, y ahora soy uno de ellos.

¿Ahora?

Sí, aunque en realidad ya me había hecho socio, de alguna manera, el 27 de octubre de 1990.

Con once añitos redacté mi primer librojuego,“El laberinto”, a la imagen y semejanza de los libros de “Elige tu propia aventura” de los que he hablado ya algunas veces en Diludia.

Diluditeca: "Los Cinco y el tesoro de la isla"

 

Recientemente, RBA ha sacado una serie coleccionable con los libros más famosos de la escritora inglesa Enid Blyton. Incluye, por supuesto, la saga de “Los Cinco”. Muchas personas de mi edad, y también más mayores y más jóvenes, habrán leído las aventuras de “Los Cinco” o de “Los Siete Secretos” en el colegio. Para mí, sin embargo, esta ha sido la primera vez que he abierto un libro de esta autora. He empezado por el primer volumen de la colección de RBA y de la saga: “Los Cinco y el tesoro de la isla”.

Seguramente muchos conozcáis estos libros, pero aún así considero necesario ubicarlos rápidamente: se trata de literatura infantil/juvenil, se caracterizan por ser novelas protagonizadas por grupos de niños que viven aventuras y resuelven misterios, y en las que el mundo adulto aparece lo mínimo posible.